No importa el tipo de reclamación o problema, le aconsejamos seguir los siguientes 5 pasos antes de llamar a su abogado.five-146657_1280

Documente su problema o reclamo

En muchas ocasiones las personas llaman o visitan a su abogado pero no han recopilado o guardado evidencia de su situación ni han mantenido copia de los documentos relacionados a su situación. Su abogado no puede trabajar sin conocer los detalles del problema o reclamo. No hay nada mejor que un cliente que documenta su problema o reclamo. No solo ahorrará tiempo, sino que probablemente ahorre dinero siguiendo este simple consejo.

Saque fotos

Una foto vale más que mil palabras. Con la llegada de los teléfonos inteligentes no hay excusa para no fotografiar la situación o problema. En mi caso utilizo la cámara de mi teléfono para apuntar números importantes, tener a la mano notas que hago en papeles y hasta para escanear documentos cuando estoy fuera de la oficina. Aproveche esa cámara y evidencie. Es mejor sacar la foto en el momento que volver cuando su abogado, compañía de seguro o titular se lo pida.

Mantenga un récord de las gestiones realizadas

Frecuentemente confiamos demasiado en la memoria y ésta nos puede fallar. Recientemente leí un artículo que hablaba de cómo con la llegada de la tecnología, en vez de almacenar información específica de eventos, nombres, números y cosas, nuestro cerebro ahora mantiene un récord de dónde guardamos la información. Por eso es que le resulta más fácil recordar dónde apuntó algo que recordar la información que necesitaba. ¿No me cree? Trate de escribir los teléfonos de sus amigos. Apuesto a que hace 10 años sí los sabía.

Intente hablar y aclarar el asunto

El dicho “hablando se entiende la gente” es muy cierto. En muchas ocasiones lo que necesita una persona es que le digan con franqueza lo que está ocurriendo. Acérquese a la persona/compañía e intente de manera calmada solucionar su problema. Si la persona no está receptiva, no discuta. Simplemente dele las gracias, vaya a su casa y anote la fecha, hora y lo que cada cual dijo.

Escriba una carta

Las personas subestiman el poder de una carta. Sacar un momento y escribir una misiva le permitirá documentarse, organizarse y establecer con certeza las fechas de notificación de la situación a la otra parte. Tómese un momento, escriba la carta, compártala con alguién que se la pueda revisar o que le pueda dar comentarios, vuelva y revísela (especialmente el tono), imprímala, fírmela y envíela por correo certificado con acuse de recibo. No se imagina cuán lejos lo puede llevar los siete dólares que le cuesta el franqueo.

Cuando todo lo anterior falla, visite o llame a su abogado

En ocasiones no hay otra opción que recurrir a un abogado. Si ya tiene o conoce uno, usualmente es más rápido escribirle un correo electrónico o llamarlo (también es usualmente más barato o gratis). Ofrezca enviarle los documentos, las fotos tomadas y copia de la carta enviada. De esta forma le podrán asesorar adecuadamente.

Finalmente, no haga consultas de pasillo; no crea todo lo que le dicen ni todo lo que encontró en wikipedia o google. Siga los cinco pasos que aquí se ofrecen y ahorre tiempo, esfuerzo y dinero. Ahora, si tiene un abogado contratado por iguala, úselo, consúltelo y dele seguimiento tantas veces como lo requiera.