green-and-white-male-gender-rest-room-signage-134065

Por: Lcdo. Israel O. Alicea Luciano 

Info@leydecondominios.com

Los terremotos recientes han dejado manifiesto lo poco preparados que estamos para enfrentarnos a este tipo de situaciones. Para los residentes en condominios resulta más preocupante aún, toda vez que los movimientos suelen sentirse con mayor intensidad y muchos titulares y residentes desconocen cuál es el procedimiento de emergencia a seguir. Aunque los condominios deben tener un plan de emergencia y racionamiento, lo cierto es que muy pocos residentes están al tanto de si existe. A continuación, ofrecemos algunas sugerencias de como afrontar esta situación. 

Preparación – (Hay grandes probabilidades de que ocurran más eventos y réplicas por lo que siempre debemos estar preparados.) 

  1. Recorra su apartamento e identifique, ancle y limite los objetos y muebles que podrían caerse, moverse o representar un riesgo en un terremoto.
  2. Prepare un plan de emergencia familiar.
  3. Verifique que no hayan objetos que puedan interferir con alguna salida de emergencia. Esto incluye verificar aquellos objetos en los pasillos que puedan caer de las paredes, así como plantas ornamentales o alfombras con las que se pueda tropezar. 
  4. Las salidas de emergencia no deben estar cerradas con candados que eviten su uso. 
  5. Identifique lugares de reunión seguros en su condominio. 
  6. Si existe un plan de emergencia, búsquelo, léalo y discútalo con su familia. 
  7. Verifique que su seguro esté al día. 

Durante

  1. Permanezca dentro del lugar donde está. Mantenga la calma. 
  2. Cúbrase bajo muebles fuertes y agárrese de las patas del mueble utilizado (no utilizar mesas de cristal ni armarios o libreros). 
  3. Evite estar cerca de las ventanas y puertas de cristal. 
  4. Si está al aire libre, manténgase en áreas abiertas, lejos de edificios y estructuras, a una distancia razonable de postes y del alambrado. 

Después 

  1. Una vez hayan parado los temblores, salga del edificio a través de las rutas de evacuación. No utilice elevadores, solo escaleras y salidas de emergencia. 
  2. Una vez fuera del edificio, diríjase al área de reunión (de conocerlo) o busque un área previamente identificada como segura para usted y su familia. 
  3. Espere en esta área a que terminen las réplicas y a que puedan evaluar si es seguro volver al edificio. 
  4. De estar en un edificio sin plan de emergencias puede ayudar a comenzar su redacción. 
  5. Si hay dudas en cuando a la seguridad o solidez del edificio, solicite a la administración que realice una inspección por un ingeniero estructural. 
  6. Tome fotos de daños y notifique al corredor de seguros. 

Versión Original publicada en El Nuevo Día el 11 de enero de 2020.